En marcha proyecto para la comunidad de Villa Palmeras

Fuente: Puerto Rico Cambia

A raíz de la solidaridad con las comunidades afectadas por el huracán María, la recién graduada de Psicología, Yachira I. Meléndez Díaz se dio a la tarea de trabajar en el proyecto “Villa Palmeras: una comunidad resiliente”.

Esta iniciativa surgió a raíz de identificar una necesidad que había en esta comunidad santurcina, pues no contaba con un centro de servicios activo que pudiese atender sus necesidades. Por tal razón, el Centro Pastoral Universitaria y Religiosas de la Universidad del Sagrado Corazón, junto a líderes comunitarios como Meléndez Díaz, se encuentran en la rehabilitación de una casa que será utilizada con este propósito.

Bajo este proyecto, Villa Palmeras podrá recibir comida, agua, servicios psicológicos y de salud, talleres, entre otros de manera gratuita a través de la colaboración de Unidos Por Puerto Rico. Otro objetivo será que la comunidad identifique sus fortalezas y debilidades para estar mejor preparados ante el paso de otro huracán.

Esta joven trabaja en la restauración de las facilidades, sin embargo, también se desenvuelve en la creación y realización de censos para conocer las necesidades de la comunidad. También, asiste al Programa de Apoyo y Enlace Comunitario y organiza los voluntarios y materiales necesarios para trabajar en el proyecto durante los fines de semana.

“Nada se compara a la satisfacción que siento al ayudar a estas comunidades debido a que han sido marginadas y olvidadas por algunos. No hay nada como la alegría que ellos sienten al saber que los estamos ayudando”, expresó.

Meléndez Díaz comentó que el proyecto no solo impacta a Villa Palmeras, sino que también a sus voluntarios y que poco a poco ha visto un aumento en las personas que se unen para ayudarlos.

Para la guaynabeña, el cambio comienza por nosotros. “Cuando hacemos algo sin esperar nada a cambio, activamos el efecto dominó, porque lo que tu hagas con una persona, ella lo seguirá haciendo por otra”, añadió.

Hubo varias cosas que marcaron a esta líder comunitaria, entre ellas notar que muchas personas dentro de la comunidad se sentían solas porque no tenían quién las escuchara.

“Es bien impactante ver cómo las personas que tienen poco, le ofrecen a los demás. Cómo les dan una botella de agua a los voluntarios que van a ayudarles sabiendo su necesidad”, manifestó Meléndez Díaz.

Villa Palmeras es una de las zonas más pobres de la capital y a través de la labor comunitaria de jóvenes como ella, se encaminará a la autogestión comunitaria.

icrossingAdminEn marcha proyecto para la comunidad de Villa Palmeras