Agua limpia es clave para la salud de cientos de comunidades

Leptospirosis fue una de las causas de muerte después del huracán María. La enfermedad se transmite a través de la bacteria Leptospira que se encuentra en la orina de animales infectados, ratas, perros, vacas, cerdos y animales salvajes. Puede vivir en el agua y en la tierra por semanas o meses, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Una vez la persona se infecta con la bacteria puede ser mortal, ya que puede causar fallo renal, meningitis y daño al hígado.  Sin embargo, la enfermedad se puede tratar de manera efectiva con antibióticos si se diagnostica a tiempo, explicó Leslie Maas, directora del Proyecto de Agua Limpia del Fideicomiso de Ciencias y Tecnología de Puerto Rico. Maas explicó que la enfermedad con frecuencia no se trata hasta que resulta muy tarde ya que fácilmente se confunde con dengue, chikunguya y zika entre otras. 

El riesgo que representa esta enfermedad al igual que otras transmitidas por el agua no tratada adecuadamente movió al Fidecomiso de Ciencias y Tecnología de Puerto Rico a establecer el Proyecto de Agua Limpia después del huracán María. La iniciativa comenzó pequeña en octubre pasado con la distribución de 320 filtros de agua Kohler a hogares gracias a fondos levantados por un grupo de California llamado Puerto Ricans in Action.

Antes de lanzar la iniciativa, el Proyecto de Agua Limpia le solicitó a la compañía Kohler que llevara a cabo pruebas de sus filtros.  “Necesitábamos estar seguros de que los filtros podían ser efectivos contra leptospirosis”, apuntó Maas. Kohler certificó en 99% la efectividad del filtro para eliminar la bacteria que causa leptospirosis.

Por meses después de María, cientos de comunidades alrededor de Puerto Rico no tuvieron acceso a una fuente de agua segura ya que no había electricidad para distribuir el agua de las plantas de filtración en muchas de las comunidades montañosas de la isla. Las personas recogían agua de manantiales y ríos.  El riesgo de consumir esta agua aumentaba ya que para la época el sistema de salud se encontraba sobrecargado y carente de recursos básicos lo cual pudo llevar a que no se diagnosticara correctamente varios casos de leptospirosis durante las semanas que siguieron al huracán que azotó a la isla el 20 de septiembre.

Nadie sabe a ciencia cierta el número de casos de leptospirosis que surgieron después del huracán o cuántos de ellos resultaron mortales. Maas señaló a datos de la Organización Mundial de Salud que indica que después de un huracán o de inundaciones masivas se da un alza en los casos de leptospirosis.

La preocupación inicial surgió por leptospirosis, sin embargo, a medida que visitaron las comunidades afectadas se dieron cuenta que los riesgos de usar fuentes de agua no seguras van más allá de leptospirosis, dijo Mari Olga Mendoza, gerente del Proyecto de Agua Limpia. Decidieron buscar fondos adicionales y sometieron una propuesta a Unidos por Puerto Rico.

La junta de Unidos por Puerto Rico entendió la necesidad del Proyecto, por lo cual aprobaron la propuesta por $1,900,000 para expandir el alcance del mismo. “El acceso a agua limpia y segura es una prioridad para Unidos por Puerto Rico.  Los fondos asignados al Proyecto de Agua Limpia permiten que estas familias cuenten con una fuente de agua limpia aun si nos da otro huracán.  Y si ese no fuera el caso, aún hay comunidades en las cuales no se ha restaurado el servicio de agua casi un año después del huracán”, dijo Mariely Rivera, directora ejecutiva de Unidos por Puerto Rico.

Con los fondos adicionales, Maas y Mendoza explicaron que el Proyecto de Agua Limpia va a poder impactar más de 30,000 hogares con filtros y proveer agua potable a aproximadamente 180,000 residentes de Puerto Rico. Más allá de distribuir los filtros, los voluntarios y empleados del Proyecto también están educando a las comunidades sobre el uso de agua segura, el uso de filtros y en algunos casos están recogiendo muestras de agua y llevando a cabo encuestas para identificar la prevalencia de enfermedades transmitidas por el agua.  Para expandir su alcance, también han unido fuerzas con los Centros de Salud Primaria 330, la Corporación de Servicios Médicos y H2O Worldwide.

Tan pronto recibieron los fondos de Unidos por Puerto Rico llevaron a cabo en febrero un evento en masa para distribuir los filtros en Utuado, un pueblo en el centro montañoso de la isla.  Rápidamente se regó la voz y a las 6 AM ya había una fila de 100 personas esperando por los filtros. Para esa fecha, a cinco meses del huracán, la mayor parte de la comunidad carecía de una fuente confiable y segura de agua y no había servicio de energía eléctrica. Ese día se distribuyeron 600 filtros de agua, según Maas.

El trabajo continúa.  “Tenemos una lista de 239 sistemas comunitarios de agua que son nuestra prioridad. Son comunidades que operan sistemas de agua que no son servidos por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico y que históricamente se conocen por contar con niveles más altos de coliformes fecales y otros contaminantes.

Mendoza explicó que el proceso de llegar a los residentes en esas comunidades toma tiempo.  Primero establecen contacto con el líder comunitario responsable de operar el sistema de agua, entonces organizan un evento en la comunidad para explicar la importancia de agua segura. Distribuyen los filtros de agua y muestran cómo usarlos correctamente. Con frecuencia necesitan visitar hogar por hogar.

“Con el Proyecto de Agua Limpia ahora podremos proveer una fuente de agua segura a miles de personas “, dijo la directora ejecutiva de Unidos por Puerto Rico.

La preocupación con asegurar fuentes de agua segura se justifica, según Maas.  Las primeras pruebas realizadas a las muestras de agua recogidas hasta la fecha por el Proyecto de Agua Limpia muestran niveles altos de coliformes fecales. Para más información, puede acceder www.prsciencetrust.org. El Proyecto de Agua Limpia es parte del Brain Trust for Tropical Disease Prevention Program del Fideicomiso. 

icrossingAdminAgua limpia es clave para la salud de cientos de comunidades