A reconstruir el Hospital del Niño

El Hospital del Nino, una facilidad de cuidado prolongado para niños con incapacidades que han sido referidos al Departamento de la Familia, perdió el elevador, varias ventanas, y la verja como resultado del Huracán María.  Afortunadamente, los 37 niños residentes estuvieron seguros durante el periodo de emergencia.

Sin embargo, la institución de 95 años de fundada tenía urgencia en llevar a cabo las reparaciones, por lo cual le solicitó a Unidos por Puerto Rico una propuesta de fondos. Además de proveer cuidados para los pacientes residentes, la organización provee terapias a 3,000 niños con necesidades especiales alrededor de Puerto Rico.

María de los Ángeles López, quien ha dirigido la organización por más de 25 años, dijo que, como parte del proceso de solicitar apoyo de Unidos por Puerto Rico, fue aconsejada en cuanto a cómo someter la propuesta para que además de reparar los daños a la estructura pudiera incluir una partida para mitigar el riesgo a futuros eventos.  “Agradezco las recomendaciones que nos dieron”, dijo.  María también agradeció el tiempo que tomó el personal de Unidos para entender las necesidades de la institución, que es única en su clase en Puerto Rico. La organización es la única que puede atender a recién nacidos con incapacidades que necesitan cuidado continuo y residen en el hospital.

Con la idea de mitigar, María recordó que Inés Rivera, la oficial de cumplimiento de Unidos, le aconsejó que solicitara fondos para otro generador para una futura emergencia. Explicó que algunos de los pacientes residentes tienen que usar ventiladores para respirar, por lo que necesitan continuidad en el servicio eléctrico.  Inés recomendó también el reemplazo del vehículo de pasajero de varios años de uso por una alternativa más confiable y segura.

“Unidos me tomó de la mano y me dirigió por el proceso, recalcando que debía realzar la seguridad para que cuidado al paciente no se afectara”.

En total la Sociedad Pro-Hospital del Niño, Inc., la organización sin fines de lucro que es dueña del hospital, recibió $362,747.91 de Unidos para realzar la preparación de la institución ante futuras emergencias.

Un poco más de un año y medio después del huracán María, el Hospital se encuentra mejor que antes del huracán.  Con los fondos de Unidos, el hospital reparó el elevador, construyó una verja nueva, reemplazó las ventanas rotas, instaló tormenteras, un nuevo generador y compró un nuevo vehículo. Tesla, además, les donó paneles solares y un banco de baterías.

María explicó que lograron ahorros en las reparaciones, por lo cual solicitaron permiso de Unidos para para usar los fondos restantes para instalar una cisterna de agua con mayor capacidad.   En la actualidad, la facilidad está en proceso de instalar un tanque de agua más grande con capacidad para almacenar e 10,000 a 15,000 galones de agua, el equivalente de 10 días de uso, lo que le añade a la cisterna actual que ofrece tres días de abastos.   “En realidad hemos sentido el apoyo”, dijo.

“El enfoque de nuestro apoyo fue proveerle a la institución la infraestructura necesaria para fortalecer la capacidad de enfrentar desastres en el futuro de forma de proveer continuidad de servicios a una población altamente vulnerable”, dijo Mariely Rivera, directora ejecutiva de Unidos por Puerto Rico.

Para más información sobre el trabajo que desempeña la organización, puede acceder https://www.hdnpuertorico.org,/ o su página en  Facebook: https://www.facebook.com/hospitaldelnino/. Para más información sobre Unidos Por Puerto Rico, visite https://www.unidosporpuertorico.com/

 

icrossingAdminA reconstruir el Hospital del Niño