A fortalecer los pequeños negocios

Los pequeños negocios recibieron un duro golpe a causa de los huracanes Irma y María en septiembre de 2017 seguido por meses sin servicio eléctrico.

Muchos negocios no pudieron sobreponerse a los innumerables obstáculos que surgieron después de la catástrofe. Sin embargo, la mayoría sobrevivió con la ayuda del Small Business Administration (SBA) y las numerosas organizaciones sin fines de lucro que los asistieron. La Corporación para el Financiamiento Empresarial del Comercio y Comunidades (COFECC) fue una de las organizaciones que rápidamente se movilizó para atender las necesidades de sus 300 clientes, en su mayoría pequeños negocios, y otros comercios.

COFECC es una organización sin fines de lucro certificada por el Servicio de Rentas Internas Federal como una entidad 501c3 que ha estado ayudando a los pequeños negocios en Puerto Rico desde 1982. Está certificada como una institución financiera de desarrollo comunitario (CDFI) por el Departamento de Tesoro federal y por SBA para ofrecer préstamos bajo el programa 504. También sirve como intermediaria bajo el Rural Intermediary Relending Program del Departamento de Agricultura federal. Además, COFECC opera un programa de micro-préstamos para mujeres de bajos ingresos que proviene de fondos del Departamento de Salud Federal y ofrece a sus clientes de los programas de micro-préstamos asistencia técnica empresarial libre de costo durante la vida del préstamo. “COFECC también ofrece una Academia Práctica Empresarial libre de costo para personas de bajos ingresos que quieren iniciar sus negocios pequeños con un método educativo práctico y holístico”, explicó Giovanna Piovanetti, presidenta ejecutiva de COFECC.

La organización movilizó su equipo tan pronto pasó el huracán María para evaluar el estado de los negocios en su cartera. COFECC tiene una cartera diversificada de colmados en comunidades rurales, tiendas pequeñas, restaurantes y una gama amplia de empresas de servicio. Sin servicio eléctrico durante meses, se le hacía muy difícil a los negocios regresar a la normalidad y evitar los astronómicos gastos de operar continuamente con generadores durante meses.

Cuando se percató que podría solicitar fondos de Unidos por Puerto Rico para ayudar a sus clientes y a otros negocios pequeños, sometió una propuesta. “Sabíamos que la recuperación se afectaría si no sobrevivían los pequeños negocios”, indicó Mariely Rivera, directora ejecutiva de Unidos por Puerto Rico.

COFECC recibió un donativo de $63,840 para fortalecer el sector económico de los pequeños negocios. COFECC dividió los fondos en dos programas; el primero para proveer incentivos económicos de $1,000 a 50 negocios que sufrieron pérdidas significativas y necesitaban el efectivo para restaurar sus operaciones. El incentivo económico fue principalmente para cubrir gastos operacionales relacionados a la recuperación del desastre, incluyendo la adquisición de generadores eléctricos, la remoción y disposición de escombros del huracán, así como para otros gastos relacionados al paso del huracán que no fueron cubiertos por las compañías de seguro.

“Con los fondos restantes, desarrollamos una serie de talleres dirigidos a fomentar la resiliencia y respuesta de los dueños de negocio. Por ejemplo, como crear un plan de emergencia para la tecnología del negocio, el manejo del personal luego de un desastre, herramientas de mercado luego del huracán, alternativas de energía renovable y la motivación del personal y el compromiso de sus empleados luego de un desastre, entre otros temas”, informó Giovanna, quien añadió que los talleres se ofrecieron en distintas regiones de Puerto Rico y libre de costo para toda la comunidad empresarial.

Para más información sobre COFECC, que está en proceso de adoptar una nueva marca bajo el nombre de Lendreams, puede acceder www.lendreams.com y para más información sobre Unidos por Puerto Rico, puede acceder www.unidosporpuertorico.com.

icrossingAdminA fortalecer los pequeños negocios